×

2018 Porsche 911 Targa


5 de 5
MSRP $110,300
PRECIO
$110,300 MSRP
MPG CUIDAD AUTOPISTA
19 / 28
CABALLOS DE FUERZA
370
0-60 MPH
4.5

Pasajeros2
Tres filasNo
TracciónAWD
Litros3
InducciónTurbo
Caballos de fuerza370
MPG ciudad19
MPG autopista28
Aceleración 0-604.5
Velocidad máxima179
IIHS TOP SAFETY PICKND
Impacto frontal pequeñoND
Impacto frontal moderadoND
Impacto lateralND
Fuerza del techoND
Prevención del impacto cabeza y cuelloND
Prevención del impacto frontalND

CALIFICACIÓN IIHS:

G: BUENO, A: ACEPTABLE, M: MARGINAL, P: POBRE, ND: NO DISPONIBLE

Porsche 911 Targa, la historia de un clásico

 

Porsche 911 Targa 1965. Foto: Porsche.

El Porsche 911 Targa, que es mucho más que un cabriolet, un coupé y un convertible de techo duro en un solo auto. Desde su debut original en 1965, esta variante del legendario Porsche 911 ha permitido disfrutar de todas las ventajas de todos los estilos con cada uno, en una combinación única de tecnología moderna con elementos de diseño del pasado.

Porsche 911 Targa, debut en el Auto Show Frankfurt 1965

El concepto Targa que debutó en el Auto Show Frankfurt 1965, fue la señal de inicio de una nueva experiencia de manejo Porsche absolutamente distinta a lo que había ofrecido hasta antes de 1965 y que sería integrada, no solo en todas las generaciones futuras del 911, sino también en modelos como el Porsche 914 o el  Porsche Carrera GT.

Con esta  nueva combinación se pudo disfrutar de la conducción a cielo abierto, gracias a un techo desmontable y a una ventana trasera de plástico que se podía bajar, como las laterales.

Además se ofreció por primera vez, la posibilidad de conducir con el techo cerrado; totalmente abierto; solo con la parte central del techo quitada o con la ventana posterior bajada.

El Porsche 911 Targa debutó en el  Auto Show Frankfurt 1965 como una variante con todas las ventajas de los autos del fabricante alemán. Foto: Porsche.

Inspiración del nombre en la carrera Targa Florio

Con el nuevo concepto, Porsche respondió a las nuevas regulaciones de seguridad para los convertibles, principalmente en el mercado de Estados Unido, al tiempo que contrarrestó a los que pedían la prohibición de este tipo de autos por su  supuesto alto riesgo de accidentes mortales.

A la hora de decidir sobre el nombre del nuevo modelo, se tuvieron en cuenta las pistas donde Porsche había logrado grandes éxitos y rápidamente salió el de Targa Florio, la carrera por las carreteras alrededor de Sicilia,  Italia, donde obtuvo memorables resultados desde mediados de la década de 1950.

Durante un corto lapso, se discutió sobre la denominación 911 Flori, hasta que el responsable Nacional de Ventas de Porsche, Harald Wagner, dio con la respuesta cuando preguntó: “¿Por qué no lo llamamos simplemente Targa?”

La primera generación del Porsche 911 Targa ofreció una nueva experiencia de manejo y cumplió con todas las regulaciones de seguridad de su era. Foto: Porsche.

El término italiano también significa “número de matrícula” y la leyenda dice que Porsche solo se dio luz verde a este nombre cuando ya se estaba trabajando en los catálogos.

En agosto de 1965, Porsche presentó la propuesta de patente para el concepto Targa y, a partir de otoño de 1966, el modelo complementó al coupé de los Porsche 911, Porsche 911 S y Porsche 912, con un éxito arrollador.

Desde finales del verano de 1967, los nuevos Porsche 911 Targa también podían ordenarse con la opción de una ventana trasera fija con calefacción, hecha con un cristal de seguridad, en lugar de la plegable de plástico. Esta solución pasó a formar parte del equipo estándar solo un año más tarde y se mantuvo sin cambios como un elemento del Targa, hasta 1993.

Porsche 911 Targe con opciones para la serie G

Para la segunda generación del Porsche 911 Targa se añadieron nuevos elementos como la paragolpes con fuelles. Foto: Porsche.

El Porsche 911 Targa continuó siendo un producto fijo de la gama en la segunda generación del Porsche 911, la serie G, fabricada a partir de finales de verano de 1973.

Por primera vez, la carrocería fue modificada sustancialmente y empezó a llevar nuevos paragolpes con una especie de fuelle negro en los costados, una vez más, para cumplir con las más recientes exigencias de la legislación de seguridad de la Administración Nacional de Seguridad y  Transporte en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA).

La nueva reglamentación exigía que los autos debían ser capaces de absorber impactos a velocidades de hasta 5 millas por hora (8 kms./h.) sin que se produjeran daños en la carrocería.

En esta segunda generación no hubo cambios técnicos en el diseño del techo. Sin embargo, su apariencia cambió porque a la barra antivuelco de acero inoxidable cepillado se le añadió la alternativa de una en color negro.

Incluso cuando el Porsche 911 SC Cabrio se incluyó en la gama en enero de 1983, el Targa siguió siendo modelo fijo de la familia, más allá del fin de la producción de la serie G en 1989.

Porsche 911 Type 964, renovación casi total con respeto al pasado

La 3ra. generación del Porsche 911 Targa recibió 85% de partes totalmente nuevas. Foto: Porsche.

A principios de otoño de 1988, Porsche lanzó el primer 911 con tracción integral, el 911 Carrera 4 Type 964, con el que llegó la tercera generación del icónico deportivo de la firma de Zuffenhausen.

Porsche mantuvo la forma clásica de la carrocería del Porsche 911, pero 85% de las piezas fueron totalmente renoavadas.

Solo un año después, se ofreció la variante tradicional de tracción de dos ruedas, , el Porsche 911 Carrera 2, y también estaban disponibles tres tipos de carrocería: Coupé, Cabriolet y Targa.

El 911 Carrera 2 Targa y el 911 Carrera 4 Targa, fabricados hasta 1993, todavía tenían la típica barra antivuelco y la parte central del techo desmontable. Se produjeron un total de 87,663 unidades Targa de las 3 primeras generaciones del 911.

La 4ta. generación del Porsche 911 Targa incluyó por primera vez un techo con cristal termo-asilante polarizado. En este caso el techo se desliza y no es un “targa” verdaderamente sino un sunroof grande. Foto: Porsche.

Porsche 911 Targa Type 993 con techo de cristal

La cuarta generación del Porsche 911, el Type 993, debutó en el otoño de 1993 en combinación con una carrocería de nuevo diseño, seguido en noviembre de 1995, con el nuevo  concepto del Targa.

Por primera vez en el 911, las aletas delanteras eran más anchas y mucho más planas. Las posteriores también eran más anchas y se prolongaban en línea recta hacia atrás.

Además de una larga lista de mejoras en el motor y el chasis, la generación 993 llevó la idea Targa por una dirección completamente nueva, sin la clásica barra anti volcaduras.

Ahora, el techo, fabricado con un cristal termo-aislante polarizado, que iba desde el marco del parabrisas hasta atrás, quedó integrado en una estructura de seguridad longitudinal.  Dividido en segmentos corredizos a través de un mecanismo eléctrico, se abría suavemente al apretar un botón y se guardaba debajo del cristal trasero.

Uno de los principales beneficios de esta nueva solución era la reducción del ruido del viento, gracias a un protector interior para el sol que se despliega cuando el techo está cerrado. La ventana trasera cónica continuaba siendo una característica de este Targa.

El nuevo concepto Targa Serie 993 ofreció por primera vez, el placer de conducir a cielo descubierto, casi sin cambiar  la típica línea de techo del 911 coupé.

Porsche 911 Targa Type 996 con capó trasero

Junto al Porsche 911 Coupé y Cabriolet, el Porsche 911 Targa estuvo disponible a partir de 2001.

Igual que su antecesor, el 911 Targa tenía un techo de cristal de funcionamiento eléctrico, pero ahora con una superficie de más de 10.7 pies cuadrados (1,5 metros cuadrados).

Nunca antes había habido una superficie de cristal tan grande en un Porsche 911. El nuevo Targa también fue el primer 911 con un cristal trasero que podía abrirse, lo que facilitaba el acceso al compartimento de almacenaje trasero, que tenía capacidad de hasta 230 litros de espacio para llevar maletas, bolsos u otro tipo de equipaje.

Porsche 911 Targa 4/4S Type 997 con cristal más ligero

La 6ta. generación de Porsche 911 Targa se benefició de la reducción del peso y nuevos elementos de diseño. Foto: Porsche.

En septiembre de 2006 se presentó la 6ta. generación del Porsche 911 Targa, el  Type 997, que, en principio, tenía el mismo diseño de techo Targa que su predecesor, pero con una práctica cubierta trasera adicional.

El uso de un cristal especial hizo posible reducir el peso en 4.1 libras (1,9 kilos), mientras que dos tiras de aluminio pulido de alto brillo a lo largo de los bordes del techo llamaban especialmente la atención, como nuevo elemento de diseño.

Además, el 911 Targa pasó de estar solo disponible en las dos variantes de tracción total: el Porsche 911 Targa 4 y el Porsche 911 Targa 4S.

Porsche 911 Targa Type 991, regreso a los orígenes

El nuevo sistema del techo del Porsche 911 Targa 2011 es tan funcional como revolucionario. Foto: Porsche.

En septiembre de 2011, Porsche presentó la 7a. generación del 911, que una vez más fue completamente rediseñada.

Después del debut de las variantes coupé y cabriolet, se presentó el nuevo Porsche 911 Targa en enero de 2014 con una fusión entre lo clásico y lo moderno, con un techo tan innovador como revolucionario.

Por primera vez, la idea clásica Targa se combinó a la perfección con un techo vanguardista. Igual que en el legendario Targa original, el nuevo modelo tenía la característica barra ancha en la zona de los pilares B, una sección de techo desplazable sobre los asientos delanteros y una ventana trasera envolvente sin pilares C.

Pero, a diferencia de los modelos clásicos, el techo del nuevo Targa se abría y cerraba al apretar un botón. Un sistema completamente automático que guardaba de forma espectacular la parte central del techo por detrás de los asientos posteriores.

Debut digital octava generación Porsche 911 Targa 2021

La 8va. generación, el Porsche 911 Targa 2021, tiene al igual que sus predecesores un techo automático, pero además agrega una ventana trasera envolvente. Foto: Porsche.

El debut digital del nuevo Porsche 911 Targa 2021 reveló que en esta generación se ofrecerán las versiones 4 y 4S. El nuevo Porsche Targa 2021 continua con 55 años de historia y evolución de ingeniería y diseño.

Al igual que sus predecesores cuenta con un sistema automático en el techo que además incluye una ventana trasera envolvente, pero por su complejo diseño e ingeniería, requiere hasta 19 segundos para completar la operación para abrirlo o cerrarlo, 7 segundos más lento que el 911 Cabriolet.

Porsche 911 Targa 1965 y el nuevo Targa 2021. Foto: Porsche

Porsche

BÚSQUEDA POR NOMBRE


BÚSQUEDA AVANZADA

SELECCIONE ESTILO

SELECCIONA TOPE DE PRECIO

$0

GUÍA DE COMPRA POR FABRICANTE