Así fue el último viaje del Mercedes 300 SLR "722" de Stirling Moss

Por Bruno Magni - 2021/12/23

The Last Blast

The Last Blast es un cortometraje celebrando al Mercedes-Benz 300 SLR 722 de Stirling Moss de una manera bastante especial. Foto: Mercedes-Benz

Mercedes-Benz ha estado dando a su 300 SLR “722” el tratamiento real durante el último año, mostrándolo en todo el mundo y en Inglaterra. En The Last Blast, el invaluable auto es conducido en vías públicas por última vez. La razón de estos viaje, es para celebrar la vida del hombre que lo condujo a una de sus mayores victorias.

En 1955, Sir Stirling Moss condujo el coche a la victoria en la Mille Miglia completando la ruta en poco más de 10 horas, un récord que nunca se ha batido. Para honrar el legado del hombre que falleció tristemente en 2020, Mercedes consideró oportuno filmar un cortometraje de su equipo llevando el auto para una última aventura antes de que regrese a casa en el Museo Mercedes-Benz.

The Last Blast, una última y primera vez

La película marca la primera vez que el automóvil se conduce en Londres, donde Moss vivió durante más de 60 años. El video termina en su casa, donde su hijo, Elliot, está presente para ver llegar el automóvil a las 7:22 a.m. El momento es un guiño a la hora de inicio de Moss en la Mille Miglia, que le dio al coche su famoso número de carrera.

El video The Last Blast, de hecho, está cargado de referencias a la historia del automóvil y su conductor.  Una de ellas es el pase junto al 300 SL Gullwing personal de Stirling Moss, con el que condujo a Italia para iniciar la carrera en 1955. Una de las motocicletas de la policía también tiene una calcomanía en el parachoques que dice “¿Quién te crees que eres, Stirling Moss? ”, Una referencia al legendario incidente en el que un oficial de policía le hizo esa misma pregunta a Moss después de una maniobra de adelantamiento particularmente entusiasta en Londres.

Doble celebración

Sin embargo, el automóvil no solo estaba celebrando su último viaje, sino también a su conductor, Gert Straus, que trabaja en el Mercedes-Benz Classic Center. La cuarta generación de la familia que trabaja en la marca alemana, condujo el coche en su último día de trabajo para la empresa antes de celebrar su jubilación.

Me imagino cualquier incidente con el auto le habría quitado los derechos de la jubilación. Muchos consideran al 300 SLR "722" el auto más caro del mundo, e incluso no hay un valor que se haya establecido por él.

Una despedida apropiada, entonces, para el auto que convirtió a Stirling Moss de niño maravilla en “Mr. Deportes de motor ".



Bruno Magni

Auto-Entusiasta. Amante tanto los autos modernos como de los clásicos. Como todos, tengo mis marcas favoritas pero lo que más me gusta son los buenos autos, no el escudo en el cofre. Prefiero decir lo que me gusta y lo que no, a tratar de quedar bien.

Artículos relacionados

Filtrar por:

GUÍA DE COMPRA POR FABRICANTE