×

Rolls-Royce Wraith 2014 Prueba de Manejo

Por Camilo Alfaro- 2013/09/18

Rolls-Royce Wraith 2014 Prueba de Manejo
Rolls-Royce Wraith 2014 Prueba de Manejo. Durante muchos años, si querías un deportivo Rolls-Royce te comprabas un Bentley. Ambas empresas compartieron un linaje común e incluso una fábrica durante más de 50 años. Cuando Rolls-Royce y Bentley se separaron en 1998 para ser adquiridas por BMW Group y Volkswagen Group, todo eso cambió. Rolls-Royce siguió proporcionando la seriedad y todo el lujo que demandan sus clientes, aunque faltaba un vehículo que desplegara ese espíritu atlético.

Un nuevo Rolls-Royce

Con el lanzamiento del Wraith, Rolls-Royce ha descubierto que también puede ir más allá del lujo y confort. Este modelo es un biplaza basado en el Ghost que tiene como objetivo atraer más clientes jóvenes. No hay duda alguna de que nuevo automóvil es el más deportivo creado por Rolls-Royce. Junto a su imagen corpulenta despliega una superflua dosis de potencia. Un 12 cilindros con doble turbo arroja 624 caballos de fuerza con los que la carrocería de estilo fastback funciona de manera explosiva. Eso sí, Wraith en ningún momento olvida su origen. No renuncia a características clásicas como las puertas de apertura a la inversa y los acabados interiores.

Rolls-Royce Wraith 2014 Prueba de Manejo
A diferencia del Phantom y del Ghost, que tienen los rivales contados, Wraith enfrenta una dura competencia en el mercado. Incluso su precio base de 320,000 dólares. Para ser sinceros, los clientes que buscan un superdeportivo tienen como primera opción un Lamborghini, Ferrari, Aston Martin, o inclusive Bentley. Pero Wraith llega para romper paradigmas. Es una especia de estandarte de lo que la marca busca en futuro a largo plazo: dejar en claro que además de crear limusinas también puede ofrecer cupés de alto desempeño.

Conocer

Para saber de lo que se trata este nuevo dos puertas, viajamos a Viena donde comprobamos las cualidades estéticas y dinámicas del nuevo miembro de la casa. Fiel a su estilo de Rolls-Royce, el Wraith es un automóvil grande. Muy grande. A diferencia del Ghost, la distancia entre ejes es siete pulgadas más corta. Aun así la longitud total es de 5,269 mm. Por su parte, tiene un ancho de 1,947 mm y una altura de 1,507 mm.

Rolls-Royce Wraith 2014 Prueba de Manejo
Cada una de estas cifras fue llevada a una carrocería al más puro estilo de un GT. Ahí Rolls-Royce tuvo que poner especial atención; si bien Wraith es un deportivo fastback, al mismo tiempo defiende las tradiciones de la marca. Mientras la impactante y larga silueta recuerda el dinamismo deportivo, el Wraith es claramente un gran turismo. Se ha alcanzado el perfecto equilibrio entre ambas mitades de la balanza. La posición elevada del asiento y las proporciones típicas de Rolls-Royce no dejan duda de que el auto es fiel al ADN de Rolls-Royce.

Esta enorme y atlética silueta es condimentada por rines de 21 pulgadas y la elección de tonos en la pintura de la carrocería. Otro detalle estético que llama la atención es la parrilla. A primera vista luce idéntica a la de los demás modelos, pero no es así. Ha sido trabajada para proyectar una imagen más estilizada, además de otorgar más aerodinamismo al vehículo. Igualmente, las puertas sin marco proporcionan un aspecto clásico.

Rolls-Royce Wraith 2014 Prueba de Manejo
Wraith es un cupé con espacio de sobra para cuatro pasajeros. Al contrario de lo que sucede en vehículos de gran tamaño, la dinámica de conducción no siempre es el mejor aliado. Pero aquí nada de eso sucede gracias a su enorme y soberbio V12 de 6.6 litros. Esta gallardía convierte al Wraith en el Rolls-Royce más potente jamás producido. Al momento de pisar el acelerador olvidas que viajas en un cupé de más de dos toneladas. Una muestra de ello es que sale catapultado de 0 a 62 mph en solo 4.5 segundos. Como límite, este dos puertas tiene 250 km/h. (155 mph), que de no ser por la electrónica podría llegar a más.

Motor

Algo que pudimos comprobar es que el motor está afinado para una entrega de potencia suave pero a la vez fuerte. Toda la potencia se transmite de manera fluida gracias a una transmisión automática ZF de ocho velocidades. Esta combinación de un V12 con una sofisticada caja da lugar a un desarrollo inmediato de 590 libras/pie a partir de 1.500 rpm. Claro que no podemos dejar de mencionar la exactitud de la caja. Descarga los datos GPS en tiempo real y utiliza los mapas para seleccionar automáticamente la marcha correcta para el camino que se desarrolla. Se anticipa de manera inteligente a una curva, pendiente o recta que haya que transitar. Esta capacidad de preseleccionar la marcha aumenta la suavidad del Wraith.

Rolls-Royce Wraith 2014 Prueba de Manejo
Cuando la carretera se vuelve sinuosa, Wraith se siente tan grande como es pero con una suavidad increíble. Se jacta de ser un deportivo pero a la hora de la acción olvida un poco ese carácter y se inclina más por el confort de marcha. Tiene un balanceo mínimo y cuando llega a suceder lo hace de una manera discreta. Además tiene la capacidad de endurecer la dirección a altas velocidades mientras que a baja velocidad es más suave, lo que contribuye a una propulsión más enérgica.

No caben dudas de que este es un Rolls-Royce y, para decirlo simplemente, Rolls-Royce hace las cosas de manera diferente. En este Wraith todavía se respira el sentimiento dominante que hace algo especial de Rolls-Royce. Qué importa que existan puntos ciegos en los costados si todo lo demás es fantástico. Detalles sutiles como cromo negro y agujas de color en el tablero y la fibra óptica iluminada en el techo saltan a la vista. Revestimiento de cuero y molduras de madera han sido hábilmente instalados en todo el interior. Todo recuerda a un yate de lujo.

Rolls-Royce Wraith 2014 Prueba de Manejo
Este lujo es acompañado por la tecnología. Ofrece cámara de a bordo, sistema de navegación activado por voz con el tráfico en tiempo real, correo electrónico activado por voz y mensajes de texto, y servicio de conserje. Este sistema de infoteiment es similar al iDrive de BMW, e incluye una pantalla táctil que permite a los usuarios escribir caracteres en ella en lugar de hacer clic a través de los menús.

Wraith es, en definitiva, el más potente de los Rolls-Royce. Es demasiado grande para ser considerado un serio competidor de un Aston Martin o Mercedes-Benz CL pero sin duda ofrece una mezcla intrigante de un tradicional Rolls-Royce aunque con el paseo en alfombra de cupé deportivo. Para los dueños de Rolls-Royce que les gusta conducir sus modelos y no ir sentados detrás de un chofer, el Wraith es definitivamente es el camino a seguir. Rolls-Royce está imponiendo mucha actitud a sus nuevos modelos y en última instancia eso es lo que cuenta.




Camilo Alfaro

Camilo Alfaro, inició su carrera en el mundo automovilístico como reportero del periódico La Raza en Chicago. Luego de trabajar para Sun-Times News Group, Pioner Press, Chic-Auto, Chicago Sun-Times, STNG y finalmente Impremedia, con más de 48 publicaciones en español, Camilo se erigió en el escritor de contenido en español más importante en el mercado hispano de los EEUU. En ese momento vio la oportunidad de crear Autoproyecto.com con la idea de producir el único sitio con contenido automovilístico para el mercado habla hispana de los EEUU.

Articulos relacionados

BÚSQUEDA POR NOMBRE


BÚSQUEDA AVANZADA

SELECCIONE ESTILO

SELECCIONA TOPE DE PRECIO

$0

GUÍA DE COMPRA POR FABRICANTE