Quantcast

Prueba de Manejo: Mercedes-Benz SLS AMG Black Series

Por Camilo Alfaro - 2013/03/04

Mercedes-Benz SLS AMG Black Series
Mercedes-Benz ha decidido ampliar la gama del famoso Alas de Gaviota con un par de versiones realmente poderosas, el SLS AMG Back Series y el SLS Electric Drive. Si bien la carrocería y deportividad son similares, el origen de su alto desempeño es totalmente diferente. Por un lado tenemos un cero emisiones y del otro, la pureza de un motor ocho cilindros atmosférico.

En esta ocasión cruzamos el Atlántico para poner nuestras manos en este par de Alas de Gaviota. Esta vez hablaremos específicamente del nuevo integrante Black Series. Hasta la llegada del SLS AMG Black Series no existía un Alas de Gaviota tan extremo como este. Desde la carrocería hasta el V8 fueron condimentados para entregar un vehículo explosivo.

Mercedes-Benz SLS AMG Black Series
No hay mejor lugar para conocer un deportivo de estas características que su hábitat natural. Inmersos en el autódromo de Circuit Paul Ricard, iniciamos nuestro encuentro con esta bestia que ya habíamos tenido la oportunidad de ver pero no tocar en el pasado Auto Show de Los Ángeles. Si verlo causa admiración, manejarlo es de otro nivel. Desde que abres sus imitadas pero jamás igualadas puertas comienza la experiencia. Este quinto modelo de Back Series de Mercedes-AMG tiene garantizada la adrenalina.

Basada en el SLS AMG GT3, esta versión Black Series es creada con la receta AMG Lightweight Performance. Su ferocidad no solo radica en el incremento de los caballos de fuerza, sino que se ha buscado la relación peso/potencia ideal al momento de acelerar a fondo. Comparada con la versión Coupé esta versión de AMG es más ligera con 154 libras. Con un peso en vacío de 3.417 libras, el SLS AMG Black Series alcanza la mejor relación potencia/peso de toda la gama AMG Black Series. Para lograrlo numerosos elementos del cuerpo están fabricados enteramente de CFRP (fibra de carbono reforzado), titanio y fibra de carbono.

Mercedes-Benz SLS AMG Black Series
Personalmente considero que el V8 de este SLS es uno de los motores con el sonido más exquisito. Cuando pensábamos que la sinfonía era perfecta, los ingenieros de AMG hicieron algunos ajustes en el sistema de escape para proporcionar un sonido de motor todavía más potente, e incluso más llamativo. Dejando el ralentí y poniendo en acción la máquina comienza la diversión. Construido a mano en la fábrica de Affalterbach, refleja la perfección en todo momento. Sin girar el volante y catapultando el tacómetro más allá de 7,000 rpm. a la máxima potencia, el Alas de Gaviota alcanza los 100 km/h en solo 3.5 segundos. Estableciendo una vez más la comparación con el Coupé, el Black Series agrega 39 caballos de fuerza. Así, el alemán se mueve con 622 caballos de fuerza y 468 lb-pie de torque.

Al dejar atrás la primera recta y llegar a la primera curva, es el momento de desacelerar. No es nada fácil detener un auto con estas capacidades. Al saber que puede llegar a 196 mph y que en cualquier momento es necesario detenerlo a como dé lugar, de serie equipa frenos de alto rendimiento de cerámica, que además de tener un mejor trabajo y menor calentamiento, además de la ayuda que proporciona la reducción de peso.

Mercedes-Benz SLS AMG Black Series
Es un deleite ver cómo suben y bajan las agujas en el cuadro de instrumentos cada vez que hacemos los cambios en la transmisión de doble embrague. Lo puede hacer de manera manual o dejar que la electrónica haga su trabajo de una manera perfecta y exacta. Se ofrecen cuatro modos de conducción (Comfort, Sport, Sport + y Manual). Si buscas adrenalina “Sport Plus” y “Manual” son las opciones ideales.

Un nuevo control electrónico de bloqueo del diferencial para el eje trasero opera directamente en aquellos momentos de aceleración y desaceleración explosivos. Esto permite una excelente tracción y estabilidad para las ruedas traseras en cualquier condición de manejo. Si te crees capaz de retar a la física tienes a tu disposición tres etapas para el control de estabilidad: “ESP ON” ” ESP SPORT» y «ESP OFF”.

13c231007
Toda esta agresividad al volante se refleja en la imagen del SLS AMG Black Series. Se destacan los guardabarros acampanados con una anchura, faldones en todos los flancos, difusor trasero de fibra de carbono. Asimismo las tomas de aire agrandadas de fibra de carbono aseguran el flujo de aire en los módulos de refrigeración en la delantera. Al igual que en el SLS AMG GT3, el capó de fibra de carbono cuenta con una toma de aire central. Aparte de disipar el calor del motor, esta salida también aumenta la carga aerodinámica.

Pero si todavía deseas más, el SLS AMG Black Series puede ser actualizado con el paquete opcional AMG Aerodynamic. Este kit cuenta con alerón de fibra de carbono ajustable que proporciona un aumento adicional en la carga aerodinámica, y se complementa con flics en el faldón delantero. Este llamativo color AMG Solar Beam de la pintura exterior está disponible exclusivamente en el SLS AMG Series Negro. Seis nuevos acabados de pintura exterior de la gama SLS AMG están disponibles, incluso el acabado mate designado magno alanite gris.

Así, el SLS AMG se suma a lista Black Series conformada por el SLK55 AMG 2006, el CLK63 AMG 2008, el SL65 AMG 2009 y el C63 AMG SLS AMG Black Series.

Mercedes-Benz SLS AMG Black Series

Mercedes-Benz SLS AMG Black Series

Mercedes-Benz SLS AMG Black Series

Mercedes-Benz SLS AMG Black Series



Camilo Alfaro

Camilo Alfaro, inició su carrera en el mundo automovilístico como reportero del periódico La Raza en Chicago. Luego de trabajar para Sun-Times News Group, Pioner Press, Chic-Auto, Chicago Sun-Times, STNG y finalmente Impremedia, con más de 48 publicaciones en español, Camilo se erigió en el escritor de contenido en español más importante en el mercado hispano de los EEUU. En ese momento vio la oportunidad de crear Autoproyecto.com con la idea de producir el único sitio con contenido automovilístico para el mercado habla hispana de los EEUU.

Artículos relacionados

GUÍA DE COMPRA POR FABRICANTE